FANDOM


250px-Sirius Black2
Sirius: "Mi madre me borró el día que me escapé de la casa... a Kreacher le gusta todavía relatar esa historia, entre dientes..."
Harry: "Te escapaste ¿Por qué?"
Sirius: "¡Porque los odiaba a todos! A mis padres, con su manía por la sangre pura, al idiota de mi hermano, que fue tan tonto para creérselo..."
— Sirius habla de lo que siente por su familia con Harry.

Sirius Black III (1959[3] - 18 de junio de 1996), también conocido como Canuto u Hocicos, fue un mago de Sangre limpia, hijo de Orion y Walburga Black y hermano mayor de Regulus. Aunque era el heredero de la Familia Black, Sirius estaba en desacuerdo con las creencias de su familia en la pureza de la sangre desafiando a su familia al ser colocado en Gryffindor en lugar de Slytherin en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, al que asistió entre 1971 y 1978. Mientras la relación de Sirius con sus familiares se deterioraba, el creó una gran amistad con James Potter, Remus Lupin y Peter Pettigrew. Los cuatro amigos, tamién conocidos como Los Merodeadores, se unieron a la Orden del Fénix para luchar contra Lord Voldemort y sus mortífagos durante la Primera Guerra Mágica. Sirius también se volvió padrino de Harry Potter, hijo de James Potter y Lily Evans. Sin embargo, Peter Pettigrew traicionó a los Potter con Voldemort, y Sirius fue inculpado de la muerte de James y Lily Potter y también de la muerte de Peter Pettigrew y doce Muggles durante su escape.

Sirius fue enviado a Azkaban por doce años, eventualmente se convirtió en el primer caso conocido de una fuga de la prisión al tomar la forma de un gran perro negro debido a sus habilidades como Animago. Sirius demostró la culpabilidad de Pettigrew a su viejo amigo Remus y a su ahijado. Después de que Lord Voldemort regresara en 1995, Sirius se volvió a unir a la Orden del Fénix. Fue asesinado por su prima Bellatrix Lestrange durante la Batalla del Departamento de Misterios. Gracias a la Piedra de la Resurrección, Sirius aparece ante Harry en companía de James, Lily y Remus en 1998.

BiografíaEditar

Vida TempranaEditar

Sirius era el último de los herederos de la Familia Black, una familia de magos de sangre limpia. Sus padres, Orion y Walburga, eran ambos Black de nacimiento y además primos en segundo grado. Sirius tuvo un hermano menor, Regulus Black, que murió después de unirse a Lord Voldemort en 1979 al intentar destruir los Horrocruxes . Fue asesinado por los Inferi que cuidaban uno de los Horrocruxes (pero Sirius no llegó a enterarse de esto).

"Sirius" es un nombre tradicional de la familia Black, recurriendo a el al menos en tres generaciones y siguiendo una tradición de bautizar a los niños con nombres de estrellas, constelaciones y galaxias. Los Nombres Cygnus, Arcturus, y Regulus también se han repetido por lo menos dos veces. Sin embargo, solamente un Sirius (su tatarabuelo) está en la linea directa de descendencia del joven Sirius.

La Familia Black creía firmemente en la pureza de la sangre. Ellos se negaron a asociarse con los muggles o nacidos de muggles, squibs y traidores a la sangre e incluso repudiando miembros de la familia Squibs, como el tío abuelo de Sirius Marius Black, e insistían en que sus miembros de familia sólo se casen con familias de sangre respetable. También practicaban las Artes Oscuras. Sirius rechazó estos valores, dando lugar a conflictos con su familia. Incluso puso hechizos de permanencia a los banderines encantados de Gryffindor[6], así como fotos de chicas muggles en bikini y motocicletas en las paredes de su habitación para enfatizar sus diferencias con la familia y molestar a sus padres. Cuando sus primas Bellatrix Lestrange y Narcissa Malfoy se casaron respetando la pureza de la sangre, Rodolphus Lestrange y Lucius Malfoy respectivamente, Sirius los rechazó. Su prima favorita, Andrómeda Tonks, fue repudiada por la familia como una "traidora de sangre" cuando se casó con Ted Tonks, un mago nacido de muggles.

Sirius más tarde compartió esta designación, el desprecio, el odio, incluso, por algunos miembros de su familia. Sin embargo, en su vida posterior, Sirius estableció amistad con su prima hermana, una vez rechazado de la familia, Nymphadora Tonks, así como a su ahijado Harry (a quien amaba como a un hijo), los amigos de Harry, Hermione y Ron, (su primo tercero) y sus primos lejanos en la familia Weasley.

Años en HogwartsEditar

«Es precioso, ¿verdad? Nunca olvidaré el primer día que atravesé esas puertas. Sería bonito volverlo a hacer como un hombre libre.»
—Sirius sobre Hogwarts.
Lol4
Sirius tuvo una infancia infeliz, en la adolescencia había llegado a ser odiado por la mayor parte de sus familiares, en particular, su madre y su prima Bellatrix. Mientras que todos los demás miembros de la familia Black fueron enviados a Slytherin, Sirius fue enviado a Gryffindor, mostrando que sus ideas se habían separado ya de los del resto de la familia antes de ir a Hogwarts. Sirius también tuvo gran cuidado en colgar banderas de Gryffindor por toda su habitación en el número 12 de Grimmauld Place para mostrar su diferencia con el resto de la familia.Por el contrario, le gustaba mucho la vida en Hogwarts, donde él era inseparable de sus mejores amigos, James Potter, Peter Pettigrew, y su amigo Remus Lupin, que más tarde se descubrió, era un hombre lobo. Para apoyarlo, Sirius, James y Peter en secreto e ilegalmente se convirtieron en Animagos, lo que les permitió acompañar a Remus con seguridad durante sus transformaciones y mantenerlo bajo control. Sirius tomó la forma de un perro negro enorme (no muy diferente del Grim), de ahí su apodo de "canuto" se deriva, James se convirtió en un ciervo (Cornamenta), y Peter se convirtió en una rata (Colagusano). Los cuatro amigos se llamaban a sí mismos "los Merodeadores" y utilizaban el apodo de "Lunático, Colagusano, Canuto y Cornamenta".
«Exactamente. Black y Potter. Cabecillas de su pandilla. Los dos eran muy inteligentes. Excepcionalmente inteligentes. Creo que nunca hemos tenido dos alborotadores como ellos.»
Minerva McGonagall sobre Sirius y su mejor amigo James.[fuente]

Aunque más tarde se considerara "un idiota" durante este tiempo, Sirius, junto con James, fue inmensamente popular: los profesores respetaban su inteligencia, aunque no su comportamiento, y las niñas lo adoraban por ser atractivo. Muchos profesores los consideran a él y a James como alborotadores o bromistas; Hagrid una vez los comparó con los traviesos gemelos Fred y George Weasley.

Pero la popularidad de Sirius no era universal. Desde el principio, un odio mutuo surgió entre James Potter y Severus Snape. Sirius apoyó de forma obvia a su amigo James, lo que le costó el mismo rencor que Snape le tenía a James de por vida. Sirius luego se expresó acerca de Snape diciendo que era "un pequeño bicho raro que estaba fascinado con las artes oscuras". Sirius y James a menudo se ideaban la manera de fastidiar a Snape. Mientras observaba uno de los recuerdos de Snape en el Pensadero, Harry vio a Sirius y James intimidarlo físicamente, simplemente por aburrimiento. Sirius trató de justificar esto señalando que él y James solo tenían quince años en ese entonces, a lo que Harry acaloradamente respondió: "Tengo quince años!". Aunque sí admitió que él y James eran "un poco arrogantes" y que no estaba orgulloso de su comportamiento.

De igual forma, durante su tiempo en Hogwarts, Sirius le jugó una broma potencialmente letal a Snape. Le dijo a este la manera de entrar en un túnel bajo el Sauce Boxeador que lo llevaría a la Casa de los Gritos, donde, sin que Snape lo supiera, Remus Lupin se encerraba durante sus transformaciones en hombre lobo. Snape fue allí durante la luna llena, y James se vio obligado a rescatarlo. Sirius justificó sus acciones explicando que le había dicho a Snape, simplemente lo que quería saber sobre el túnel omitiendo información crucial. Al mismo tiempo que afirmó que "le hizo bien esto a Snape". El resentimiento de Snape hacia Sirius nunca se curó.

A los dieciséis años, Sirius finalmente se separó de su familia y se refugió con James Potter y sus padres. Su madre, indignada, quemó su nombre del árbol genealógico, como era tradición para los que no apoyaban la idea de la supremacía de la familia. El tío de Sirius, Alphard Black, hermano de Walburga, simpatizaba con su joven sobrino y le dejó una gran herencia, esta sería la causa más probable de que Walburga quemara también su nombre del árbol genialógico. Pero de esta forma Sirius se quedó financieramente independiente por la generosa donación de su tío.

Primera Guerra MagicaEditar

Sirius: "¿Qué se ganaba enfrentándose al brujo más malvado de la Historia? ¡Sólo vidas inocentes, Peter!"
Peter: "¡No lo comprendes! Me habría matado, Sirius."
Sirius: "¡ENTONCES DEBERÍAS HABER MUERTO! ¡MEJOR MORIR QUE TRAICIONAR A TUS AMIGOS! ¡TODOS HABRÍAMOS PREFERIDO LA MUERTE A TRAICIONARTE A TI!"
— Sirius enfrentándose a Peter en 1994.

Después de salir de Hogwarts, Sirius luchó contra Lord Voldemort finalmente uniéndose a la Orden del Fénix. Alrededor de 1977, él y James estaban involucrados en una persecución en motocicleta con dos policías. A pesar de que la persecución comenzó como algo divertido, se volvió un poco más serio cuando la pareja fue atacada por tres hombres en escobas. Sirius y James usaron sus varitas para elevar el auto de policía que los estaba persiguiendo y sus atacantes se estrellaron contra él.

Él seguía siendo el mejor de los amigos de James y asistió a la boda de James con Lily Evans como su padrino. Cuando nació el hijo de James, Harry, James y Lily lo nombraron su padrino, lo que lo designaba como tutor del niño en caso de muerte de sus padres. También le obsequió a Harry su primera escoba a la edad de un año como regalo de cumpleaños, como dice Lily en una carta con una foto adjuntada encontrada por Harry años más tarde.

Después de unirse a la Orden del Fénix, Sirius se encontró envuelto por la desconfianza y el estrés debido al gran terror que fue Lord Voldemort. Para octubre de 1981, ya no confiaba en su viejo amigo Remus Lupin, sospechando que era un espía y debido a esto lo excluía de importante información. Sin embargo, confió en Peter Pettigrew ciegamente, una decisión que podría llegar a lamentar por el resto de su vida.

En 1981, los Potter eran conscientes de que Harry, junto con el hijo de sus compañeros miembros de la Orden, Frank y Alice Longbottom, se habían convertido en objetivos específicos de Lord Voldemort. Albus Dumbledore aconsejó a los Potter esconderse bajo el encantamiento Fidelio, esperando que logren escapar de la aniquilación. James se mostró inflexible acerca de que Sirius sea su Guardián de los Secretos, suponiendo que Sirius estaría dispuesto a morir antes que revelar dónde estaban. Sin embargo, al creer que Voldemort sospechaba que así se daría, sugirió una "cosa débil y sin talento" - Peter Pettigrew - como una opción menos evidente. Manteniendo a todos los demás, incluyendo Remus Lupin y Albus Dumbledore, en total desconocimiento, Sirius y los Potter reasignaron a Pettigrew el ser el Guardían de los Secretos y manteniendo a Sirius como un señuelo.